René Magritte – La forma


René Magritte dibuja con una técnica que podríamos definir ilusionismo onírico. El pintor belga muestra en sus cuadros objetos aparentemente normales y habituales dentro de una realidad absurda: un par de zapatos que poco a poco se transforman en los dedos de los pies o un paisaje que en la parte inferior es nocturno y en la superior lo contrario.

El-modelo-rojo-e1355650225527
El modelo rojo (1937) René Magritte
El imperio de las luces (1954) René Magritte
El imperio de las luces (1954) René Magritte

A partir de sus cuadros se puede notar un estilo de ilustrador que el artista ha heredado de su primer trabajo como dibujante. Un estilo frío e impersonal, que se caracteriza por representar los objetos de forma fiel a la realidad pero colocados en un entorno surrealista, tal y como vemos en el siguiente cuadro de 1952.

Los valores personales (1952) René Magritte
Los valores personales (1952) René Magritte

Magritte es uno de los pocos pintores surrealistas que no distorsiona por completo las figuras. Por este motivo podríamos definir su surrealismo como el del italiano Giorgio de Chirico, metafísico. En el siguiente cuadro de Magritte vemos esa semejanza entre los dos artistas: figuras estáticas y realistas colocadas en un entorno surrealista.

LA_MEMORIA
La memoria (1948) René Magritte
Apollinaire (1914) Giorgio de Chirico
Apollinaire (1914) Giorgio de Chirico

A pesar de esto, en la vida de René Magritte, encontramos una etapa menos conocida y más surrealista en la que si distorsionaba las figuras y las formas. En estos tres cuadros, muy próximos todos ellos temporalmente, se puede apreciar ese tratamiento de las figuras.

rene-magritte-intermission1
Intermission (1928) René Magritte
La-violación-e1355649929888
La violación (1934) René Magritte
il-lume-filosofico
La lámpara del filósofo (1936) René Magritte