Práctica final – Composición y análisis


The jumper (2016) Laura Pazienza Signo. Elementos fotográficos y grafismo digital.
The jumper (2016) Laura Pazienza Signo. Elementos fotográficos y grafismo digital.

The Jumper es una composición artística realizada mediante el uso de elementos fotográficos y grafismo digital e inspirada al pop-art del siglo pasado.

Nos encontramos ante la foto de un niño. Su cara desesperada y su acto de morder el jersey se contraponen con un fondo neutro, sin perspectiva ni profundidad. A pesar de esto la figura del niño es bidimensional conforme al principio del sombreado.

Los elementos morfológicos que encontramos en esta imagen son la forma del niño, protagonista de la composición , delimitada por el fondo. Este a su vez está compuesto por el elemento morfológico linea, un elemento dinámico que dirige la lectura visual obligando al espectador a dirigirse hacia la cara del niño.  Encontramos también otros dos elementos compositivos que son el tono y la textura. La escala de grises presente dentro de la figura aporta datos en cuanto a la dimensión espacial, forman parte de la perspectiva creada por el sombreado. La textura, en cambio, la encontramos entre la figura y el fondo, pues estos dos presentan dos texturas opuestas una granulosa y otra lisa.

Volviendo a la protagonista de la imagen, la forma, podríamos decir que esta está nivelada: es simétrica, no es oblicua, no transmite tensión, está unificada, en conclusión tiende hacia lo clásico.

La composición de la obra se ha realizado mediante la técnica del traslapo, pues hay una superposición de elementos: la figura está sobre un fondo y encima de ella hay un marco. Esto crea una cierta jerarquía en la lectura de la imagen.

The jumper. Ejemplo de la proporción.
Ejemplo de la proporción.

Con respecto a la sintaxis de la imagen podríamos decir que se tiende hacia una dirección vertical transmitiendo así la sensación de tranquilidad. A pesar de esto en la obra está presente también la dirección diagonal creada por las lineas sinuosas del fondo. Estas provocan tensión, movimiento, inquietud. La composición está equilibrada siguiendo los cánones de la sección áurea como vemos en el ejemplo presentado al lado.

Como hemos dicho antes las lineas sinuosas del fondo crean movimiento en la imagen pues estas son el elemento no simétrico que se contrapone al elemento simétrico forma. Este fondo sinuoso y asimétrico genera ritmo al repetir los colores, enfatizando todavía más el movimiento continuo y relacionado. Podemos decir que es también un ritmo de radiación pues todas las partes están de manera equilibrada y repetida respecto a un centro (lineas con respecto a la cabeza del niño).   Además la composición está bien equilibrada pues el elemento más pesado (el niño) está colocado en la parte inferior de la composición, creando así un equilibrio horizontal-vertical. Por último la modulación, la subdivisión del espacio compositivo en partes iguales generando una trama igual que sirve de base para regular múltiples aspectos de la composición, en este caso regula la ubicación de los elementos.

La obra se caracteriza por ser una composición cerrada en un espacio abierto. Es una composición cerrada porque los bordes del soporte limitan el espacio compositivo pero a pesar de esto la figura supera estos bordes de manera irrelevante. Por otro lado es un espacio abierto porque la obra compositiva utiliza un campo de acción  (en este caso las lineas sinuosas) que se extiende más allá de los bordes del soporte, por lo tanto también el espacio compositivo rompe los bordes del lienzo.

Como conclusión, vamos a hablar del formato elegido, el vertical. Al tratarse de un retrato, el formato vertical es el más apropiado porque obliga al observador en realizar un recorrido ascendente que a su ves es dinámico.

Anuncios